Menu

Juan A. Rosa Bilbao

7 Junio, 2016 - CASOS
Juan A. Rosa Bilbao

Juan Antonio Rosa Bilbao falleció en el año 2008, su madre Rosa Mª. Bilbao Barro nos cuenta su historia que termina en Zaragoza, Descanse en Paz.

En octubre del 2008 marchó a la academia de ingenieros en Madrid,juró bandera el 31 de Enero…estaba tan orgullosa de el.
Su destino fue Ceuta, marchaba los domingos a mediodia y regresaba los viernes con el petate hasta la boca de ropa sucia.
Nos contaba las maniobras con tanta emoción ¡¡¡ le encantaba su trabajo !!!
Cuando llevaba año y medio en el cuartel empezó con fuertes dolores de cabeza y mucho cansancio, le dije que fuera a su medico que quizás le pasaba lo que a mí, que padezco de migrañas. Buscó un buen Neurologo en Ceuta y este le mando hacer varias pruevas, una de ellas una Resonancia Mágnetíca Nuclear, cual fué nuestra sorpresa que tenia un tumorcito detras del ojo derecho, aunque el doctor nos dijo que no era malo mientras no creciera, asi que le puso un tratamiento para los dolores de cabeza. La cosa no quedo ahí, cada vez se sentia mas cansado hasta el punto de quedarse dormido en las guardias y llegaron a arrestarlo en dos ocasiones. Algo no funcionaba bien, su medico le dijo que no tenia nada que ver con su tumor y decidió hacerles varias pruebas, todo esto con las correspondientes  bajas médicas que le daba.
El decía que no podía estar de baja, que tenia que trabajar, pero tal era el cansancio que llego hasta desmayarse en el cuartel, al punto de que tuvieron que limitarle sus funciones, rebajandolo de ejercicios, maniobras, guardias y de conducir.
El pobre mio me decía que que le estaba pasando. Su doctor le receto Modiodal, que son como las anfetaminas para mantenerlo despierto, pero a la vez me lo estaba volviendo loco llegando a perder 20 kilos, le dije que tenia que dejar ese tratamiento.
Estabamos tan cansados de pruebas, hospitales, tratamientos y sin saber que es lo que le ocurría. Por fin dieron con la tecla y mi hijo tenía NARCOLEPSIA, CATAPLEJIAS, HIPERSONNIAS.Una put*da para su profesión, no sabía como animarlo, el no quería dejar el ejercito. Lo colocaron en la oficina pero el sabia que algo contra el tramaban, pues un chaval tan joven lo quieren al frente, en las oficinas prefieren a las rubias. Empezaron a acumularles bajas improcedentes, IPEC negativos, castigandolo con un nuevo destino en Zaragoza. El tenia un documento donde debía dormir todas las noches en casa por la medicacion que tomaba que era de noche en dos dosis y debía estar controlado por los peligrosos efectos secundarios que tenía. Los dos meses previos a su partida mi hijo perdió las ganas de vivir, encerrandose en su cuarto y sin querer saber nada del mundo bebiendo coca-cola y comiendo comida  basura delante de un ordenador sin medicarse. Lo obligaron a pasar las pruebas fisicas con un sobrepeso de mas del 40 % incluso desmayandose en estas, le dieron apto para el servicio con una minusvalía del casi 60% que por supuesto no la tenia valorada por ellos. Me decia que no me preocupara que en Zaragoza hablaria con un abogado de su caso para que vieran la injusticia que habían cometido con el.
Debía incorporarse un lunes 28 de octubre, pero prefirió irse el viernes para adaptarse a todo aquello, cogió el tren Cadiz-Sevilla a las 12 de la mañana, después cogió otro Sevilla a Madrid y por ultimo Madrid a Zaragoza y una vez allí un taxi hasta Monzalbarba que era donde estaba el cuartel, todo esto con 70 kilos de peso que llevaba en los macutos. Llegó reventaito  y cuando me llamó cerca de las 12:30 de la noche le dije que descansara y dejara el equipaje para el otro día…me dijo que en la camareta eran 3, uno estaba de finde porque era de Valencia. “¡¡ mañana te llamo mamá, te quiero, un besito…”  fueron las ultimas palabras que escuche de mi hijo.
A la mañana siguiente dia 26 de octubre hacia justo 30 años de casada y mi esposo me hizo un regalo y justo cuando estaba abriendolo una llamada de telefono nos cambio la vida para siempre, mi marido lo cogió y vi como se retorcia de dolor sin llegarme ni a imaginar que es lo que pasaba le quite el telefono y fue el coronel el que me repitio lo mismo que a el, que a mi hijo se lo habian encontrado muerto en su camareta.
Toda mi vida sin ir a ningun sitio y tengo que ir a Zaragoza para traerme el cuerpo de mi hijo, todo lo que paso fué muy raro pues no coincidian las versiones, el Coronel nos dijo que al no presentarse a las 8.30 ante el, mando a un soldado y se lo encontro sin vida, por otro lado nos dicen que él le pidio a su compañero de camareta que lo llamara a la 7.30 para desayunar. ¿ Estaba o no estaba solo? El compañero le dijo a los demas que habia una carta y pastillas, ¿donde estan ? porque a nosotros no nos han dicho nada. La autopsia indicó como causa probable, intoxicacion por medicamentos, hora de la muerte entre la 8 y las 9 … pero si su compañero fue a llamarlo ¿ a que hora fue? es todo una incognita, el coronel nos dijo que cuando hubieran visto su historial medico lo hubieran mandado para casa, pero no hubo oportunidad como consecuencia de su destino forzoso.
Pude conseguir el telefono de ese compañero de camareta, el que lo encontro ya fallecido y despues de mandarle whatsapp y  llamarlo varias veces me lo cogio, le pregunte que le paso a mi hijo, y como loco me contesto que no me podía decir nada que la conversacion se estaba grabando y el tenía superiores que le habían dado orden de no decir nada y me colgó. Al otro día recibí una llamada del Coronel diciendome que yo no podia amenazar a nadie y que es lo que quería saber.
¡¡¡La verdad!!! – le grite – simplemente que le paso a mi hijo.
A %d blogueros les gusta esto: