Menu

Pedro José Corujo Uría

15 junio, 2017 - CASOS
Pedro José Corujo Uría

Pedro J. Corujo Uría no era miembro de la OATM porque en el momento de su fallecimiento nuestra organización en el año 1999 ni existía, si bien su padre D. Jose Pedro Corujo Jamart ha tenido a bien compartir con nosotros su historia que comienza y finaliza por desgracia en el Arsenal de Las Palmas de Gran Canaria y esta es su historia.

Fallecido en la Comandancia de Marina de Las Palmas de G. C. ejerciendo de Guardia de Seguridad ¡Y que también gracias a los testimonios de dos miembros de la Guardia! Que dijeron: Que el motivo había sido por un “Suspenso” para el curso de Cabo 1º ¡Inexistente a todas luces! Sobre todo teniendo en cuenta que no se había iniciado ni siquiera el curso (incluso para hacerlo creíble falsificaron su firma en la solicitud de instancia). También dijeron: Que fue el Servicio de Urgencias Canario quien lo habían sacado del W.C al pasillo para tratar de atenderlo ¡Que fue donde lo encontró la Comisión Judicial! Ahora se demuestra que fueron los propios militares ¡Junto con el Sargento! Los que lo sacaron del W.C ¡Y no el SUC como se hizo creer! Lo que EVIDENCIA que murió en otras dependencias y lo metieron posteriormente en el W.C; por eso pusieron el cadáver y todas las pruebas al revés de una mecánica suicida. Que a pesar de tener el tiro de entrada en la sien derecha, quedase inclinado sobre este mismo lado ¡Y no hacia su lado izquierdo como sería lo lógico de las leyes físicas! Que la pistola apareciese en su lado izquierdo ¡Y no a su derecha como seria lo natural si se hubiese disparado con ella! Con el agravante de que además era ZURDO.

Increíble que el difunto se hubiese disparado a través del casco que tenia puesto ¡Y que ni este ni el pelo estuviesen chamuscados por la deflagración de la pólvora! Pues un suicida tendría que hacerlo por fuerza a “Bocajarro o a quemarropa”. También resulta insólito que el difunto no tenga “Restos de Pólvora en las manos” (según el informe policial), ni tampoco se hallaran huellas con valor identificativo del difunto.

Que la pistola después de efectuar el disparo; expulsase automáticamente el casquillo; cargase una 2ª bala en la recamara; quedase amartillada y lista para efectuar un 2º disparo ¡Todo esto teniendo el cargador DESENCAJADO cuando la recogió la Policía! (Y un larguísimo etc.). Esto en un profesional que tenía un historial militar y académico brillantísimo (como ya se podrá verificar por todo lo anterior expuesto). Además todos los documentos de la Armada son oficiales, con lo que no se puede decir que sean especulaciones o hipótesis de la familia, ya que todo lo que decimos está basado en TEOREMAS y AXIOMAS ¡Y no en hipótesis, suposiciones, mentiras y contradicciones como en las que se baso la AGRUCAN! A pesar de tener al coautor de los hechos el juez de instrucción civil no encuentra culpables ni que hay delito. Incluso a pesar de que mintió y declaro en falso un testigo ¡Eso si aleccionado por un pequeño grupo de la AGRUCAN !.

————— OOOOOOOOOOO ——————–

D. José Pedro Corujo Jamart, vecino de Gijón – Asturias, con domicilio en la Avd. del LLANO nº 51-2º-D, con D.N.I nº XXXXXXXXXXX, comparezco por escrito ante este Juzgado de Instrucción nº 7 de Las Palmas y como mejor proceda en Derecho, DIGO: Que soy el padre y representante legal de D. PEDRO JOSÉ CORUJO URIA que falleció de un disparo en la cabeza en la Comandancia de Marina de Las Palmas de Gran Canaria el 1 Septiembre de 1999, cuando como Cabo de la Policía Naval de Infantería de Marina de la AGRUCAN (hoy en día la USCAN) estaba desempeñando funciones de Guardia Militar de Seguridad de 24 horas en dichas dependencias.

PRUEBAS E INVESTIGACIONES QUE NO SE REALIZARON O NO SE CONTRASTARON DEBIDAMENTE:

1) No verificar con el Libro de Registro de entrega de Armas si la pistola recogida en el lugar de los hechos era la misma que dieron ese día al difunto para hacer Guardia en la Comandancia.

2) No verificar con la Orden General Diaria del 1-9-1999 que personal de Guardia de Seguridad había ese día en la Comandancia y en la AGRUCAN para tomarles declaración sobre el incidente.

3) No se verifico con la Carpeta de Ordenes del Plan de Seguridad en la Comandancia para saber los puestos de punto de Guardia, reten, y descanso que tenían que tener cada uno en el momento que se produjo el disparo que origino el incidente que ocasiono su muerte.

4) No verificar el Historial Militar del difunto ni tampoco los expedientes Médicos y Psicológicos.

5) No verificar los FAX emitidos por la Comandancia de Marina (Gabinete Prensa a los medios de comunicación) donde además ya se destacaba militarmente el SUICIDIO como hecho probado.

6) No se verifico la relación de llamadas efectuadas o recibidas en la Comandancia de Marina, y a quien se paso aviso primero, ya que se mintió en el orden de las llamadas efectuadas.

7) No verificaron al Diario La Provincia (testigo ocular), que dice vio al difunto con espasmos «Post morten», ya que en el lugar que se dice militarmente que ocurrió es IMPOSIBLE verlo.

8) No verificar la relación de llamadas efectuadas y recibidas por el móvil del difunto el 1-9-99.

9) No se hizo análisis de pólvora sobre el casco, ni tampoco determinaron la distancia a la que recibió el disparo por falta de un trozo de casco que “desapareció misteriosamente”.

10) No se verifico el impacto de bala en azulejo (fingido) para hacer creer que murió en el WC.

11) No se hizo análisis del segundo casquillo que fue visto por el Cabo Carmelo en la zona de los lavabos antes de encontrar el cadáver en el WC, que también “desapareció misteriosamente”.

12) No se hizo una reconstrucción de los hechos y del suicidio así como pruebas de sonido.

13) No verificar las manchas de sangre en la ropa con las posturas que tuvo el cadáver.

14) No se contrastaron y verificaron las fotos sacadas por la Policía Científica en el lugar de los hechos, con las presuntas diligencias que dice el Juzgado de Instrucción que se hicieron.

15) Y sobre todo se SOBRESEYERON diligencias faltando por venir análisis e informes de:

– Los restos de pólvora en la ropa y manos del difunto.

– Y el análisis e informe de las huellas dactilares.

16) Si a todo esto añadimos que el difunto era ZURDO cerrado para todos sus actos, todavía se EVIDENCIA aun más la imposibilidad del suicidio como la única causa que origino el incidente.

17) El hecho de que a nadie de la Comisión Judicial le preocupase que militarmente tardaran en encontrar el cadáver mas de 50 minutos, por tanto el origen del disparo y no de atentado.

18) Ausencia de olor a POLVORA en las dependencias que dicen militarmente que se disparo.

19) Esta contrastado que el cadáver quedo inclinado hacia su derecha y la cabeza hacia atrás en contacto con los azulejos de la pared del fondo, y la nuca apoyada sobre la tapa de la cisterna.

20) Lo que si resulta rarísimo a efectos de criminalística, es que un ZURDO se dispare en la sien derecha con el CASCO puesto, aunque lo más inverosímil es que quede inclinado hacia su derecha en vez de hacia la izquierda como sería lo lógico de la mecánica suicida.

21) Parece difícil que teniendo el casco puesto ¡Ya que es evidente que murió teniéndolo! Pudiese dejar marcas de sangre sobre la pared del fondo, que de tenerlo puesto sería el casco el que se apoyase contra la pared y no la cabeza como indica por la posición del contacto. De haber quedado con el casco puesto la sangre resbalaría por los laterales y caería verticalmente al suelo ¡Y no arroyando por los azulejos de la pared! Lo que evidencia que se puso el cadáver sin casco y con la cabeza apoyada sobre la pared tal como lo demuestra el reguero que dejo la sangre.

CONSIDERACIONES FUNDAMENTALES Y MUY IMPORTANTES DE ESTAS PRIMERAS DILIGENCIAS:

22) Es evidente que la Sra. Forense encuentra el cadáver fuera del lugar donde ocurrieron los hechos, algo nada común en un suicida, ya que además de estar tipificado como delito mover un cuerpo sin la autorización de un Juez, no se le ocurrió preguntar al Médico del SUC si cuando lo atendió estaba vivo o muerto ¡Y sobre todo si fueron ellos los que lo sacaron del WC! Por tanto dieron crédito a la versión militar de que había sido el 061 quien había sacado el cadáver del WC al pasillo. (Posteriormente se demostró que fue el Sargento con otros militares los que lo sacaron).

23) Tampoco reflejan en el informe que la pistola tenía el cargador desencajado ¡Aunque sí que estaba cargada con una bala en la recamara y amartillada para un 2º disparo! Ya se nos dirá como pudo disparar el difunto y cargar otra bala en la recamara con el cargador desencajado.

24) No se entiende jurídicamente que diga que “hay anemia visceral generalizada”, cuando en el WC la sangre esparcida que había era menor a un 1 litro ¿Entonces en qué dependencias estaban los otros 4 litros aproximados que faltan para llegar a los 5 litros que tiene un cuerpo?

25) La Forense determina “que fue el difunto quien saco la bala de fogueo”, con lo que ya establece de antemano “que estaba encerrado en el WC” ¡Todo ello sin tener ninguna EVIDENCIA profesional que lo demuestre! Salvo creer los testimonios militares de que lo estaba.

26) Establece de un principio que fue “suicidio en cortocircuito por un suspenso” ¡Demostrado fue inexistente! Y si una autopsia JUDICIAL, por tanto de interés criminalística dura 6 o 7 horas, ya que debe determinar sí hubo SUICIDIO o fue una simulación suicida, tenemos que la Forense “realizo la presunta autopsia en algo menos de DOS HORAS”, lo que EVIDENCIA que prejuzgo el SUICIDIO de antemano debido a testimonios militares que dieron durante la inspección ocular.

27) El hecho que el cuerpo tuviera calor no significa que tuviese vida, es otra disculpa que se dio militarmente para justificar el porqué se saco el cadáver del WC al pasillo, lo sorprendente es nadie le preocupo saber hacia dónde lo llevaban y el por qué lo habían sacado si estaba muerto.

28) Documentos y testimonios manipulados con omisiones a la verdad de personal militar del AGRUCAN con el fin de hacer creíble su suicidio por un inexistente SUSPENSO ACADÉMICO.

29) Evidencia que la respuesta de actuación del 061-SUC fue inmediata, sobre teniendo en cuenta la tardanza que tuvo la Comandancia de Marina en avisar: (al 061-SUC a las 15:48:45 y fin de la llamada a las 15:50:54) (alerta del SUC a la ambulancia 15:51:32 y activación de esta a las 15:55:42) (Hora de asistencia al herido 16:01). Si tenemos en cuenta que el disparo se dijo militarmente sonó a las 15:00, ya se nos razonara el porqué se tardo casi 49 minutos en avisar al SUC sino fue para preparar la escena del suicidio ¡Es decir trasladar el cadáver al WC desde donde realmente recibió el disparo! Lo que evidencia hubo TRAMA militar con simulación suicida.

30) Dudamos incluso que el parte militar fuese redactado por el propio Sargento que lo firma y figura en el encabezamiento (su firma no parece la misma que figura en el Juzgado). Habría que leer el parte de incidencias de ese día en el libro de partes de la Comandancia, junto con todas las novedades que hubo aparte de la propia del suceso, ya que tendrían que estar también reflejadas a su vez como quedaron los puntos de guardia, de reten y de descanso del personal militar de seguridad de ese día en la Comandancia, así como lo acontecido antes y después del incidente.

31) Lo que sí se puede contrastar y verificar es de que fueron miembros de la ARMADA los que sacaron el cadáver del W.C al pasillo ¡Y no precisamente para asistirlo! Ya que NO fueron miembros del S.U.C los que lo sacaron como se hizo creer militarmente para tratar de reanimarle.

32) Pruebas que demostramos ante el Juez de Instrucción nº 7 ¡Sin que genere ningún tipo de duda razonable! De la manipulación que se hizo sobre su verdadera forma de muerte.

33) NO se concibe judicialmente que un Juez de Instrucción pueda ignorar Diligencias que el mismo mando hacer a la Policía Judicial, y resulta increíble a efectos judiciales que no tuviese en cuenta ninguna de las PRUEBAS y documentación que la familia de la victima envía al Juzgado, pero sobre todo que no hubiese realizado una reconstrucción de los hechos o del suicidio.

Diligencias que a su vez el 2-11-1999 (62 días más tarde) SOBRESEE provisionalmente el Juez de Instrucción basado en el siguiente AUTO: …………………. (Se da por reproducido)

34) Es necesario resaltar que en estas primeras Diligencias NO figura para nada la familia del difunto Cabo ¡Ni como ACUSACION PARTICULAR ni como víctima! Ya que todos los testimonios facilitados fueron obtenidos de personal militar de la AGRUCAN, es decir la misma Agrupación que ocasiono su muerte. Diligencias que hay que recalcar no obtuvimos hasta mayo del 2000, todo a pesar de que se habían sobreseído el 2 de noviembre de 1999 (6 meses para obtener unas Diligencias que encima no figurábamos como ACUSACION PARTICULAR, ni a pesar de haber firmado el traslado del cadáver y ser el Cabo la victima). Sin embargo si figuraba representando a la ARMADA el Procurador don Oscar Muñoz Correa por el ROYAL&SUN ALLIANZE S.A.

35) Unas Diligencias que se SOBRESEEN PROVISIONALMENTE faltando aun por llegar PRUEBAS e INFORMES que el mismo Juez había solicitado, por poner un ejemplo:

Fotos sacadas en el lugar de los hechos por la Policía Judicial que EVIDENCIAN la imposibilidad del suicidio; sospechosamente los 3 informes llegaron el día 5-11-1999, o sea 3 días después de que el Juez SOBRESEYESE provisionalmente las Diligencias el día 2-11-1999, lo cual EVIDENCIA que incluso se adelanto el “sobreseerlas primero” para no tener que razonarlas en el AUTO, algo insólito en un Juzgado de Instrucción que encima “manipula” las fechas de sus AUTOS, con lo que incurre en prevaricación.

36) Resulta sorprendente que una de las principales razones que aportaron militarmente en las primeras Diligencias como prueba del suicidio, fue el hecho “que NO le renovaría la Armada el contrato al ser el único que había Suspendido para el Curso de Cabo primera”, algo que además está debidamente demostrado y EVIDENCIADO que ninguna de las dos era cierto, por tanto que se MINTIÓ militarmente para hacer creíble el suicidio como la única causa que origino el incidente. Testimonios que hizo poner en el informe a la señora Forense: DATOS RECABADOS ANTES DE EFECTUAR LA AUTOPSIA ¡Suicidio en CORTACIRCUITO! Todo ello con el fin de hacer creíble su suicidio por un INEXISTENTE SUSPENSO ACADÉMICO, lo que confirma que desde el primer momento se intento hacer creer que esta fue la causa que había originado el incidente. <<<<< PRIMERO>>>> >

CONSIDERACIONES MUY IMPORTANTES DESPUES DE LOS DOS AUTOS DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL

5) Resulta paradójico por su falta de objetividad y parcialidad, que no se vieran las mismas responsabilidades y negligencias en la actuación del Juez o de su Juzgado, del Fiscal, así como de la Forense y Policía Judicial. Lo que sí es increíble que se hubiera llegado a estas omisiones:

No declarar las primeras diligencias desde un principio como “Secreto del sumario”.

No pidió a la Policía Judicial que realizase las pruebas que se requieren en unas diligencias de esta índole, pues militarmente es muy fácil hacer TRAMA militar con simulación suicida.

No tener en cuenta las denuncias formuladas en persona y en carta por el padre del difunto.

Que no consignasen en el certificado de defunción todos los datos sobre su muerte.

Consentir y admitir como valido un informe de la autopsia a todas luces insuficiente.

Admitir el 2-9-99 el suicidio solo por el informe forense, y sobre todo autorizar su incineración.

Admitir informe policial que no verificaba si el arma recogida era la que facilitaron al difunto.

Admitir como validos ¡Y sin verificarlos! Los testimonios prestados ante la Comisión Judicial.

Sobreseer Diligencias el 2-11-99 basándose tan solo en las 2 pruebas anteriormente descritas, y faltando por llegar pruebas que el mismo Juez había mandado realizar a la Policía Policial.

Resulta sospechoso que 3 días más tarde de sobreseer Diligencias (5-11-99), lleguen pruebas determinantes de la Policía Científica: Restos de Pólvora y huellas dactilares; lo que genera dudas que no hubiese adelantado varios días la fecha del sobreseimiento para no razonarlas.

Resulta altamente sospechoso la benevolencia con la que considero la pérdida de estos dos informes Policiales ¡Mucho más! Porque estos verificaban y confirmaban su NO SUICIDIO.

Resulta altamente sospechoso que el Fiscal que empezó las diligencias hubiera sido sustituido por otro posteriormente; más cuando este Fiscal actual parece un convidado de piedra,

Consentir que la AGRUCAN no enviase a oficio del Juzgado las pruebas que le pedían, y dar por buenas las omisiones y manipulaciones efectuadas en la demás documentación enviada.

No admitir a petición nuestra la declaración de testigos que podían aclarar mucho las cosas.

Admitir como buenas declaraciones de los testigos propuestos por los denunciados (Alguno de ellos falso) y no admitir ninguna de las acusaciones que le hacíamos en ese sentido.

No admitir la petición de la parte denunciante de hacer pruebas sobre la ropa del difunto.

No admitir que se contrastase el informe forense con otro designado por el Juzgado.

No admitir petición de la denuncia para que se hiciese una reconstrucción de los hechos y del suicidio, estando nosotros de testigos y los miembros implicados en ella (toma de tiempos).

No admitir que se hiciese pruebas de sonido.

No admitir llamar al testigo presencial de su muerte que menciona el Diario “La Provincia”.

No admitir que se verificase por la Científica de Madrid las pruebas realizadas en Las Palmas.

Consentir que no se enviase por parte de la Comandancia el historial militar al completo, así como el Médico y psicológico efectuado al difunto en sus 5 años de servido.

Consentir que figurase en las diligencias el Procurador Oscar Muñoz Correa en representación del “Royal&Sun Alliance S.A., compañía de seguros muy ligada al Ministerio de Defensa, lo que hace altamente sospechoso esta extraña alianza de un seguro con el propio Juzgado.

No realizar preguntas a los testigos propuestos por el Abogado de la parte denunciante.

Sobreseer por 2º vez diligencias y archivarlas por muerte violenta por suicidio, “sin que sea necesario esperar el resultado de las diligencias acordadas y todavía no Practicadas”, esto a día 11-6-02 ¡7 días después de la declaración de los 2 testigos! Uno de ellos al menos FALSO.

Resulta altamente sospechoso, parcialita, benevolente ¡Y rayando la prevaricación! Que haga tan rápidamente el sobreseimiento de las diligencias, ya que resulta llamativo y sorprendente ¡Que las pruebas efectuadas sobre el casco! Y que fueron enviadas al Juzgado por la Policía de Las Palmas en fecha 12 junio 2002 ¡Justo 1 día después de archivar el Juez las diligencias! Por lo que resulta de dudosa profesionalidad y de justicia las prisas del Juez por cerrar el caso 7 días después de la declaración del último testigo; lo que genera una duda razonable de que el Juez una vez más haya adelantado la fecha de sobreseimiento en unos días.

Resulta sospechoso denegar el RECURSO de REFORMA y APELACIÓN interpuesto por mi Abogado el 23-6-2002, y que el Juez Miguel Ángel Parramon I. Bregolat denegara el recurso Apelación el 24-7-2002 sabiendo como sabia la llegada de la prueba anteriormente descrita. Podía estar poniendo irregularidades, negligencias, falta de profesionalidad y responsabilidades en que incurre el Juez de Instrucción, pero estimo que son bastantes para decírselo a la cara, ya que no vio ninguna de ellas como para ponerlas también reflejadas dentro de sus AUTOS. <<<<< CUARTO >>>>>

CONCLUSIONES FINALES.- Todas las instituciones ante las cuales puse DENUNCIE pueden verificar y confirmar, que yo en ninguna de ellas había acusado con nombre y apellido a nadie de ocasionar su muerte, aunque desde que hice la investigación en Las Palmas tenia claramente dos SOSPECHOSOS de ocasionarla…, al menos involuntariamente ¡Eso sí! Me canse por activa y por pasiva de DENUNCIAR ante todas las instituciones a las que me dirigí que el Sargento A. era COAUTOR visible de los hechos junto sus compinches, además fue del primero que demostré que MENTIA y MANIPULABA su forma de muerte (TRAMA militar con simulación suicida), puesto que de los testimonios que dio ninguno era cierto, como así se demostró hasta la saciedad con los documentos oficiales obtenidos por el padre de la víctima: Sobre todo los dos disparos así como los dos casquillos. Llevarlo al WC y sacarlo posteriormente al pasillo para confundir las manchas de sangre de meterlo con las de sacarlo, y mencionar también lo que decían algunos Infantes de Marina por aquellas fechas: “Que por fuerza había tenido que morir en otras dependencias”, o cuando les comentaba que oficialmente murió en el WC más de uno se extraño de ello, pues estaban convencidos de que el disparo se había producido en la planta baja del edificio (vestíbulo después de pasar la sala de visitas), es decir donde tienen el cuarto el suboficial de guardia.

Hoy puede demostrarse que fue el Sargento J. A. A. A. quien lo ASESINO en las dependencias de suboficial de guardia ¡Todo porque el Cabo CORUJO URIA había elevado parte militar ante su Mando! Que el sargento A. había sustraído COCA del barco incautado por orden del Juez GARZON que estaba siendo custodiado en el Arsenal. El Sargento A. cuando se entero por uno de los mandos ante quien elevo parte militar el cabo CORUJO, lo llamo a su despacho cuando coincidió con CORUJO como Jefe de Guardia ¡Y no solo le amenazo con la pistola sino retiraba el parte contra él! Sino que por lo que fuera le descerrajo un tiro como esta evidenciado por las PRUEBAS que presentamos. Esta contrastado por algunos Infantes que el sargento salió desquiciado dando voces del cuarto de suboficiales, hasta que el Teniente Coronel J. Y. indico al Sargento A. y al Subteniente A. P. T. lo que tenían que hacer a este respecto ¡Es decir llevar el cadáver al WC para hacer creíble el suicidio! El resultado ya se vio que quedaron todas las pruebas al revés de la mecánica suicida, encima un ZURDO que tiene el disparo de entrada por el Retroauricular derecho. Todos o casi todos los que estuvieron en Canarias por aquellas fechas saben perfectamente lo del barco apresado, igual que todos saben que el Manuel Lois fue el cuartel suministrador mayor de COCA de España (se dijo por el circulo del Juez GARZON que habían sustraído más de 2000 kilos de COCA), de ahí que algún Infante de Marina sea REACIO a hablar del tema por no verse ahora implicado en su consumo.

Lo que si estábamos convencidos y así lo evidencian las pruebas, que el cadáver fue movido por lo menos dos veces desde que recibió el disparo, ya que las manchas de sangre evidencian sin ningún tipo de duda razonable que tienen dos direcciones ¡Unas de ponerlo sentado sobre la tapa del WC! Y otras cuando fue sacado por militares para confundir las manchas de entrada con las de salida, una de las razones por las que se arriesgaron a sacarlo y mentir al decir que había sido el 061-SUC para tratar de atenderlo. Creíamos por los testimonios que dieron compañeros y amigos del difunto, que donde ocurrió el incidente que ocasiono su muerte había sido en el cuarto donde están de reten cuando no hacen Guardia, porque fue muy sospechoso que pocas semanas después del incidente se cambio la distribución de los muebles y de las taquillas, al igual que se cambio de modelo de pistola (hoy en día desaparecida de donde fue depositada por la Policía y a disposición de las Autoridades competentes), por lo que verificar la dirección de las manchas de sangre o donde se originaron estas, seria determinante para demostrar que murió en otras dependencias y fue trasladado al WC posteriormente ¡Por tanto que hubo TRAMA militar con simulación suicida! A día de hoy no se sabe porque no se hizo una reconstrucción de los hechos ¡Sobre todo del suicidio! Teniendo en cuenta que por la posición que quedo el cadáver y donde tiene el disparo de entrada en el retroauricular DERECHO, no coinciden con la mecánica suicida ¡Y mucho menos si como se evidencia el difunto era ZURDO para todos sus actos!

JUSTICIA y EQUIDAD.- Justicia es lo que debe hacerse según derecho o razón, y Equidad es fallar por el sentimiento del deber, o de la conciencia, más bien que por las prescripciones rigurosas de la Justicia, o el texto de la Ley. Obrar con Equidad es recomendable siempre que no se vaya en contra de la Justicia, porque la Equidad obedece al sentimiento de la conciencia, y a veces, este sentimiento puede ser exacerbado hasta la pasión. Y con pasión, mal se puede proceder. Por tanto obremos en primer lugar con Justicia, y después con Equidad.

¿Cuál es el MÓVIL o la CAUSA por el cual se hace creer militarmente que se había suicidado? Simplemente un INEXISTENTE suspenso en el “VII Curso de Capacitación para el Ascenso a Cabo Primero Profesional”; curso que ni siquiera había empezado, ni tampoco había solicitado por tener pendiente una falta leve, prueba de ello que se le falsifico la firma en la solicitud de instancia, y que incluso se equivocaron al confundirse de modelo, ya que la falsificada es por “Compromiso corto”, y el difunto tenia concedido y acreditado el “Compromiso largo
De todas las diligencias que se hicieron NO hay ningún INDICIO RAZONABLE o EVIDENCIA que PRUEBE con OBJETIVIDAD el suicidio como la única causa que origino el incidente, por el contrario, todas las pruebas obtenidas judicialmente y por la investigación realizada por el padre, EVIDENCIAN sin ningún tipo de duda que existen INDICIOS RAZONABLES de que se cometió DOLO ¡O lo que es igual TRAMA militar con simulación suicida! Lo peor de todo es que no se obro ni con JUSTICIA ni con EQUIDAD, y que encima la OBJETIVIDAD brillo por su ausencia al ser más creíble la versión de los militares implicados, que verificar las PRUEBAS enviadas por la familia. Esto sí que es una INJUSTICIA y una violación de nuestros Derechos Fundamentales.

 

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
A %d blogueros les gusta esto: